"Jaulas de hormigón", Mayte Blasco

  • Título: Jaulas de hormigón
  • Autora: Mayte Blasco
  • Género: Narrativa, relatos
  • Editorial: Niña Loba
  • ISBN: 978-8412341294

Jaulas de Hormigón son diez relatos que nos hablan precisamente de eso, de historias que suceden tras los muros de hormigón de unas casas en las que los personajes viven más o menos encerrados por diversas causas, pero hay una doble jaula en estos cuentos; está la física, la casa, y están las mentales, ya que todos tienen ataduras, traumas y secretos varios que los hacen prisioneros también de sí mismos ¿qué fue primero, la jaula física o la mental? Tendréis que conocerlos para llegar a vuestras propias conclusiones.

Al hilo de las conclusiones que menciono tengo que hablar de los finales de estos relatos. Todos me han dejado un poso que me impedía pasar al siguiente inmediatamente, porque todos dejan abierta la puerta a la imaginación de la lectora para continuarla ¿quiero decir que son finales abiertos? El caso es que no, están terminados, pero sí, la historia puede continuar.

Algo que también comparten todos los cuentos son los giros inesperados que tienen y que abocan a finales que páginas antes eran imprevisibles. Precisamente son esos giros los que provocan que los finales no resulten nada forzados, como tampoco resultan forzados los personajes tan ricos y detalladamente dibujados (pese a ser relatos). Son personas totalmente coherentes y realistas que hacen estas historias absolutamente creíbles, no son comunes, evidentemente, pero sí posibles.

La manera de escribir de Mayte Blasco me ha parecido buenísima. Tiene un manejo del lenguaje rico pero sin florituras, hace unas descripciones que te trasladan a los escenarios que describe, escenarios cotidianos y tareas cotidianas. Es capaz de acelerarte el pulso cuando se lo propone, pero también consigue calmar la lectura cuando es lo que se requiere. A nivel psicológico también consigue que te metas en la cabeza de cada personaje (sea narrador o no) y empatices con ellos por muy diferentes a ti que sean, porque todos nos hemos sentido solos, o encerrados o acorralados o… en algún momento de nuestra vida. Una madre preocupada por su hijo adolescente, una anciana que vive sola en pleno confinamiento pandémico, la madre de un político que antepone su carrera al bienestar de la señora o la superviviente de una agresión son algunos de ellos.

Siempre que leo un poemario, colección de cuentos, selección de textos, etc. hay algunas composiciones que me gustan más que otras, eso es lo habitual y lo normal, pero en este caso creedme si os digo que no ha habido ninguno que no me gustara, ni siquiera soy capaz de elegir un par de ellos o tres que destaquen sobre los demás, mucho menos un único favorito. Son todos fabulosos.

Ahora no me queda más remedio que meter sus novelas en mi lista infinita de deseos y ver si se maneja igual de bien en las distancias largas. De momento no puedo sino recomendaros este “Jaulas de hormigón” porque es realmente bueno. Lo vais a disfrutar un montón.

Comentarios

  1. Otro que me apunto... lo sé, mi lista es interminable y no escarmiento, pero bueno, no me puedo resistir a según qué reseñas. Mil gracias por la recomendación.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

"¡Viva el Mal! ¡Viva el Capital! Los Electroduendes, Santiago Alba Rico

"Las flores del tilo", María Pérez Miñones

"Pequeñas mujeres rojas", Marta Sanz